2016 - 2017

BARRO

Compañía Sharon Fridman
BARRO
Info

La celebración del solsticio de verano en Conde Duque se ha hecho un clásico dentro de su programación estival, tomando habitualmente la danza como protagonista e invitando a la ciudadanía a una gran experiencia cultural y emocional en su patio central. El movimiento solar, la caída de la tarde buscando la noche, la temperatura estival de las emociones… Pocas disciplinas como la danza se ajustan mejor para dar vida nueva a este ritual que es el solsticio de verano, a este solsticio en Conde Duque.

En la edición de este año se cuenta con la colaboración de un creador singular y especialmente ligado a este centro, el bailarín, coreógrafo y director Sharon Fridman, miembro del colectivo “Coreógrafos en Comunidad”, residente en Conde Duque. Premio Max al Mejor Espectáculo de Danza por Free fall (Caída libre). Sharon Fridman (Hadera, Israel, 1980) se formó como bailarín en la prestigiosa compañía Ido Tadmor Dance Company, la Kibbutz Contemporary Dance Company, la compañía de danza Vertigo y diversos proyectos para el efervescente Suzanne Dellal Center, reputado centro para la creación dancística en Israel. Su labor como coreógrafo pasa por grupos y formaciones como Phrasal o Mayumana, hasta formar su propia compañía. Su labor ha sido reconocida con otros importantes premios, como los cosechados en el Certamen Coreográfico de Madrid o el Certamen Coreográfico de Hannover.

La coreografía que ahora estrena en Conde Duque, bajo encargo de este centro, se inspira en pinturas de distintos creadores de la década de los años 80 exhibidas en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid (MAC), y también se libera, además del propio movimiento, a través de formulaciones artísticas propias del videoarte.

BARRO es una materia viva en la que confluyen diversas disciplinas artísticas, descubriendo su primera inspiración en la obra pictórica de artistas de la década de los años 80 que atizaron a los estándares del arte, conformando los movimientos revulsivos de la contracultura. En este sentido, la obra se concibe también como homenaje a los efervescentes procesos creativos en los que el creador compromete todo su ser, se mete en el barro, con voluntad de encontrar sentido, forma, luz, comprensión, consciencia. La danza vertebra el territorio en donde se desarrolla el contacto entre la pintura, la música y el videoarte; y en donde las fronteras se disipan con complicidad, los cuerpos tantean la distancia que les separa del barro, las formas coquetean con su mortalidad... BARRO maleable, transitorio, dispuesto a lo naciente y a la constante transformación.

Espacio
Patio Central
Fecha
22 de junio de 2017
Horario
22:3023:30
Tipo de público
General
Disciplina
Danza
Otros
Actividades relacionadas