Patricia Barber Trio

Jazz | USA

Finalizado
Patricia Barber © Chris Strong
Una de las voces más enjundiosas de la escuela de vocalistas del jazz actual llega al escenario de Ellas Crean.

Patricia Barber es dueña de una de las voces más enjundiosas de la escuela de vocalistas de jazz de ahora mismo. Es una artista diferente que ha sabido fabricarse un espacio musical propio en el que ella sugiere las ideas, construye las piezas con su piano, incorpora algunos instrumentistas amigos en la aventura de la armonización y, al final, pone su canto al material resultante, extrayendo una emoción que no es fácil descubrir en otras intérpretes.

El pasado año entregó a las tiendas el tercer volumen de un serial discográfico grabado en directo en el que fuera remanso de paz para Al Capone, el Green Mill Jazz Club, de Chicago. En cada una de las canciones de este disco es posible vislumbrar todos los argumentos que alimentan la imaginación de esta cantante desde que, en 1994, diese el definitivo salto a la escena profesional de aquella ciudad de Chicago; es decir, cuando apenas disponía de otro predicamento que no fuera ser la hija de Floyd “Shim” Barber, el músico que una vez formó en la orquesta de Glenn Miller.

Patricia Barber tiene una voz oscura, de contralto, repleta de emociones de blues, que cala inmediatamente entre los aficionados. Los premios se acumulan en su biografía, en la misma medida que lo hacen los títulos de sus discos. En ellos, además de desarrollar sus propias ideas, Patricia también ha abrazado en ocasiones la música de The Beatles, Henry Mancini, The Doors, Chick Corea o Duke Ellington. Y en sus textos, cuando pondera el alcance de los sentimientos, hay siempre una intensa tensión emotiva.

Patricia Barber, piano
Patrick Mulcahy, bajo
Nate Friedman, batería

Ciclos y especiales
Ellas Crean

7 de abril de 2017

Viernes: 20h
Público
Información práctica
Entradas
Entrada libre hasta completar aforo, previa retirada de invitación a partir de 1 hora antes del concierto en taquilla del centro
Puntualidad
Se ruega puntualidad. Una vez comenzado el acto no se permitirá el acceso a la sala
Compartir