Creemos que las artes escénicas contribuyen a la cohesión y la construcción de ciudad colectivamente, por eso proponemos una línea de acción que trabaja en colaboración con familias, comunidad educativa, instituciones y personas jóvenes en riesgo de exclusión social por su condición de migrantes. Los laboratorios y talleres promueven el interés y curiosidad por las artes y abarcan diferentes rangos de edad, desde la primera infancia hasta la juventud.

La Casa del Vacío trabaja con niñas y niños entre 4 y 12 años y con sus familias para desarrollar de manera creativa, mediante prácticas de creación colaborativa, la relación con el espacio, las formas, el tiempo, el ritmo o la melodía.

El paso de la infancia a la juventud es un momento en el que la capacidad de expresar emociones y deseos junto con el sentimiento de pertenencia a una comunidad son determinantes. Crear un entorno que respete la singularidad de cada persona para que puedan expresar sus inquietudes como adolescentes son los objetivos de Generación Global, un laboratorio de teatro comunitario que abre tiempo y espacio para la convivencia, la conversación y la acción en común.

Por último, siguiendo en esta progresión de edad que planta el germen de la curiosidad y después anima a acercarse a la escena, llega el laboratorio de experimentación Aves Migratorias de Madrid dirigido a jóvenes que tienen interés en la creación escénica y que contarán con la guía y acompañamiento de artistas de más trayectoria con quienes podrán experimentar distintas etapas del proceso de creación individual y colectivamente.

Los laboratorios ofrecen formación gratuita en artes y son espacios lúdicos que descubren la capacidad inspiradora y estimulante de la creación como vehículo para expresarnos, relacionar nuestras capacidades críticas con el entorno y ampliar la comprensión de la complejidad del mundo que compartimos.